A pesar de las múltiples ventajas y beneficios que tiene ingresar en una residencia de mayores ancianos en Zamora, lo cierto es que a los ancianos les cuesta en un primer momento aceptar que es mejor para ellos. Se estima que ocho de cada diez ancianos son reticentes al principio a entrar en residencias, pero prácticamente todos ellos cambian su opinión cuando llevan unos meses dentro y se dan cuenta de los beneficios que tiene para su salud y bienestar.

Esta situación es habitual en Residencia- Centro de Día MV Geriatría, así que hemos pensado dedicar las siguientes líneas de esta entrada a dar algunos consejos sobre cómo se puede convencer a los ancianos de entrar en un asilo. Lo primero es hacer un acercamiento casual al asunto, que puede ser en una cena o en una comida familiar, para ver cómo reacciona a su posible entrada. Como decimos, lo normal es que al principio no estén a favor, por el hecho de abandonar su casa, sacarles de su zona de confort y porque piensan que se van a sentir más solos.

Si no están de acuerdo, no hay que insistir de primeras, sino dejar pasar el tiempo para que vayan pensando en dicha posibilidad. No obstante, sí que es conveniente que cada vez que salga el tema exponer algunas razones de por qué deberían entrar en una residencia de mayores ancianos en Zamora.

Que van a estar mejor cuidados y por profesionales, que podrán estar más alegres y compartir experiencias con otras personas, divertirse y conocer nuevos amigos, son algunas de las ventajas. Todo suma y hay que afrontar con paciencia el proceso para convencerles si no están en principio a favor, pero nunca dando sensación de que se les está obligando.