En cualquier residencia para mayores y ancianos de Zamora, las actividades lúdicas tienen un papel muy importante. Juegos como el ajedrez, la petanca, el dominó o cualquier otro son clave para la calidad de vida de nuestros mayores, pues les aportan grandes beneficios en su día a día y también en su salud.

Entre sus principales aportes se encuentra el hecho de que hacen mucho más sencillo gestionar su tiempo libre. Muchos mayores se encuentran con horas y horas vacías en las que no saben qué hacer, sin embargo, la planificación de actividades y juegos a lo largo de día favorece la organización de su propio horario y evita esa sensación de que las horas no pasan.

Pero sobre todo, cuando en la residencia para mayores y ancianos de Zamora organizan actividades lúdicas, suelen tener en cuenta el valor que estas tienen para salud. Estas tienen un papel imprescindible a la hora de paliar el deterioro cognitivo. El juego de todo tipo requiere atención, además de concentración, algo esencial para la salud intelectual.

El estado de ánimo también resulta beneficiado de la inclusión en la rutina de actividades lúdicas, ya lo hemos comentado en otras entradas. En este sentido, tanto los juegos de mesa como los más activos hacen que mejore el ánimo. Al jugar tendemos a la alegría y reducimos el estrés de manera considerable.

Además, los juegos, sean del tipo que sean, favorecen la unión. Estos provocan que se creen lazos emocionales que hacen que nos sintamos bien, pues muestran que no estamos solo, que pertenecemos a una comunidad en la que somos acogidos.

Por esta razón, en residencias como Residencia-Centro de Día MV Geriatría el juego tiene un lugar destacado. Actividades divertidas, pero también con un valor pedagógico y medicinal, que hagan que la vida sea lo más agradable posible para nuestros mayores.