En la actualidad, el aumento de la expectativa de vida conlleva un incremento de la población mayor. En las residencias de día en Zamora tienen en cuenta el proceso de envejecimiento para poder adoptar las medidas que faciliten la satisfacción durante esta etapa.

Si pensamos en el término salud, este comprende un estado de bienestar físico, psicológico, emocional y social, y por ello las intervenciones en el ámbito de la gerontología deben ir encaminadas a potenciar las cualidades presentes en dicha etapa, aquellas que hacen de la vida algo que merece la pena.

Por tanto, hablar de envejecimiento activo en residencias de día en Zamora es entender que la atención debe tener en cuenta las características personales de cada uno. De este modo, la atención debe ir encaminada hacia objetivos tales como el cuidado de la salud, promoción de la autonomía, respeto a la persona, fomento de la realización personal, participación en actividades de interés, etc.

En la tercera edad, tener bienestar va más allá del concepto único de salud física. Igual de relevantes son el componente psicológico o subjetivo, que cubre aspectos como sentirse feliz, mantener una actitud positiva y de interés hacia la vida, y el social, que supone mantener contacto con la familia y con la sociedad en general, ser partícipe de ella.

Es fundamental considerar la optimización de los recursos para conseguir mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen. Esto tendrá como consecuencia potenciar el bienestar físico y mental a lo largo de todo el ciclo vital, así como poder participar en la sociedad según sus necesidades y capacidades.

En Residencia-Centro de Día MV Geriatría hacemos que los protagonistas sean los usuarios, siendo en todos los casos la persona nuestro centro de interés y logrando una atención adaptada a las necesidades personales y familiares de cada uno de los residentes.