Baile. La mera idea nos llena de júbilo y energía. Y en las residencias de día en Zamora somos conscientes de cómo esta actividad puede mejorar la salud de nuestros residentes.

El baile es un lenguaje universal: en él no se requiere de palabras, por tanto, uno de los beneficios más directos, independientemente de la edad, es la socialización. Un intercambio de energía que permite la expresión de emociones, tales como la alegría, así como la armonización de emociones reprimidas, reducción del estrés y mejora del ánimo. Las residencias de día en Zamora cuentan con zonas de ocio en las que desarrollar esta apasionante y liberadora actividad.

Fortalecer las relaciones humanas (indispensables para la felicidad) no solo genera beneficios psicológicos, sino que ayuda en la prevención del envejecimiento cerebral a través del ejercicio de la memoria: nos encontramos con que el baile supone el uso de la coordinación con la pareja, en muchas ocasiones resultando en la toma de decisiones rápidas. Esto, inevitablemente, nos insta a una concentración sostenida.

Aparte, fortalece los músculos, especialmente los del tren inferior (piernas y caderas), aunque dependiendo del estilo también se verán favorecidos los brazos. Reduce la presión sanguínea y previene la osteoporosis y dolores articulares. Así como que ayuda a mantener un peso saludable.

El estilo más adecuado, si bien dependerá de cada individuo, es el baile de salón. No solo cuenta con una amplia variedad, sino que sus movimientos pueden llegar a ser repetitivos y sencillos. Otro estilo considerado podría ser el country, en el que no se requiere de pareja para practicarlo.

En Residencia-Centro de Día MV Geriatría nos preocupamos por la diversión de nuestros residentes. Contacta con nosotros para conocer nuestra oferta de actividades y servicios sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto o mediante el teléfono. ¡Estaremos encantados de atenderte!