Actualidad

21/05/2015

Los mayores y la salud mental

Los mayores y la salud mental

A lo largo de nuestra amplia trayectoria en el sector de las residencias de día en Zamora, hemos tratado con muchas personas mayores que sufrían algún tipo de enfermedad mental. Aprovechando nuestra experiencia en este campo, hoy nos gustaría hablarte de cómo este tipo de enfermedades aumentan en la tercera edad así como lo necesario que es contar con una atención especializada.

Las demencias seniles y el Alzheimer son las dos patologías más comunes entre las personas mayores. Junto a éstas, el deterioro mental propio que todos sufrimos a partir de cierta edad unido a trastornos como la ansiedad o la depresión, hace necesario que muchas residencias de día en Zamora cuenten con programas orientados a los ancianos que sufren este tipo de enfermedades.

El hecho de que las enfermedades mentales aumenten durante la tercera edad no es casual: existen enfermedades preexistentes que concurren con otras de nueva aparición. De esta forma, personas que han sufrido enfermedades leves o crónicas a una edad más temprana, tienden a desarrollarlas de manera más severa cuando llega la senectud. Esquizofrenias, paranoias, trastornos bipolares… muchas son las enfermedades mentales que suelen transformarse o agravarse durante la tercera edad. En definitiva, estas enfermedades se demencian.

El Alzheimer es uno de los trastornos más conocidos. Por ello existen una gran cantidad de programas, fármacos, actividades… orientadas a paliar una de las enfermedades mentales más comunes que sufren los mayores. Sin embargo, no podemos olvidar que la aceptación de hacerse mayor y ver mermadas las capacidades físicas y psíquicas suele acarrear depresiones y cuadros de ansiedad en los ancianos que pocas veces son tratados adecuadamente.

En la Residencia Centro de Día MV Geriatría lo sabemos. Por eso contamos con un equipo de personas especializadas (médicos, enfermeros, terapeutas ocupacionales) con los que pretendemos poder brindar la atención más adecuada a los mayores que tienen este tipo de problemas, tanto a los que nos visitan temporalmente como a los que hacen de nuestra residencia su hogar.